¿Por qué (no) lloran los hombres?

Escrito por: Andrés Suro

|

|

Tiempo de lectura 4 min

En un mundo donde algunas emociones son a menudo vistas como signos de debilidad , especialmente en los hombres, han surgido movimientos que cuestionan las normas sociales que dictan cómo debemos expresarnos. Y es que el estigma asociado con los hombres que muestran su vulnerabilidad, como el llanto, sigue siendo un tema de gran relevancia.

Es por ello que nos hemos propuesto profundizar en la relación entre la tristeza y la expresión emocional masculina, desafiando los estereotipos y fomentando un entendimiento más inclusivo y saludable de la salud mental masculina.

Comenzaremos analizando el conocido Blue Monday y su relación con las emociones masculinas, hasta desmitificar frases como «Los hombres no lloran». Además, hemos realizado una encuesta y aquí te mostramos nuestras estadísticas sobre cómo se expresan y sienten los hombres, evidenciando la necesidad de un cambio hacia un futuro donde las emociones se expresen libremente , sin importar el género.


Blue Monday

El término «Blue Monday» se refiere a un día específico en enero que sería el día más triste del año . A pesar de su origen cuestionable, este concepto ha ganado popularidad y puede servir como un punto de partida para discutir cómo la tristeza afecta a las personas, especialmente a los hombres.

Pero, ¿qué tiene que ver este día con la expresión emocional masculina? Tradicionalmente, la tristeza se ha asociado con el llanto, una expresión que todos los seres humanos experimentamos. Sin embargo, la forma en la que socialmente se acepta la tristeza entre los géneros varía mucho debido a factores sociales y culturales.

La mejor forma de comprobar esto es analizando la cantidad de frases populares que siguen formando parte de nuestro imaginario social.

Los hombres no lloran

Esta frase refleja la creencia cultural más que arraigada sobre la incapacidad de expresión emocional que sufren los hombres. Históricamente, se ha esperado que los hombres muestren fortaleza y autocontrol, asociando el llanto con la debilidad o la falta de masculinidad.

Esta percepción limita la capacidad de los hombres para mostrarse tal y como son, incluyendo la tristeza, lo que, al final, acaba teniendo implicaciones en su bienestar emocional y mental.

Pero por desgracia, esta frase no es la única que condiciona la experiencia emocional de hombres y mujeres. Seguro que también has escuchado normas tales como:

  1. «Los hombres deben ser fuertes siempre»: perpetuando la idea de que los hombres no deben mostrar vulnerabilidad o debilidad emocional bajo ninguna circunstancia.
  2. «Un hombre de verdad no muestra sus emociones» : lo que sugiere que la masculinidad se mide por la capacidad de un hombre para ocultar sus sentimientos.
  3. «Los hombres resuelven sus problemas, no hablan de ellos»: fomentando la noción de que los hombres deben ser autosuficientes y manejar sus problemas internos sin buscar apoyo o expresarlos verbalmente.
  4. «Un hombre no debe ser demasiado sensible»: lo que implica que la sensibilidad es una cualidad poco masculina y que los hombres deberían evitar mostrarla.
  5. «Los hombres no se quejan, actúan»: reforzando la idea de que los hombres deberían enfocarse en acciones prácticas en lugar de discutir o expresar sus preocupaciones o problemas.

Estos mitos y frases no solo son perjudiciales para la salud de los hombres, sino que también perpetúan estereotipos de género obsoletos y limitantes. Al fin y al cabo, las emociones son universales y la tristeza es fundamental.



¿Pueden estar tristes los hombres?

La pregunta de si los hombres pueden estar tristes parece retórica, pero se refiere a una problemática más profunda sobre la expresión emocional en los hombres. La tristeza es una emoción universal que no conoce de géneros. Sin embargo, la forma en que los hombres han sido condicionados para expresar la tristeza puede diferir significativamente de las mujeres.

En este sentido, la pregunta “ ¿Pueden estar tristes los hombres? ” No se refiere tanto a la capacidad para experimentar tristeza, sino al derecho a expresarla sin temor a ser juzgados o estigmatizados. Y es que los estudios hablan por sí solos: aunque las tasas de diagnóstico de depresión tienden a ser más altas en mujeres, los hombres son más propensos a sufrir consecuencias graves como el suicidio.

Esto sugiere que la tristeza y la depresión en los hombres a menudo no son reconocidas ni tratadas adecuadamente. El estigma asociado con la expresión de la vulnerabilidad en los hombres suele llevar a un menor reconocimiento y búsqueda de ayuda.

Esto es lo que dicen las estadísticas

Precisamente para aclarar dudas sobre este fenómeno, en MYHIXEL hemos encuestado a hombres de todo el mundo para comprobar cómo viven la tristeza a través de su masculinidad. Para ello, se contó con una muestra de más de 200 hombres mayores de edad (+18), siendo la edad promedio los 34 años, procedentes de 17 nacionalidades (el 75% de nacionalidad española), y diferentes orientaciones (siendo el 86% heterosexual).

La mayoría de los hombres (77%) creen que todavía siguen enfrentando presiones sociales por llorar en público . Otro dato que podemos destacar es que, para muchos, la pareja es el/la principal confidente de los hombres por delante incluso de los amigos. Esto se refleja en cómo para muchos hombres, la primera figura de apoyo que tienen en su vida es su pareja.

Por otra parte, a pesar de que la mayoría de hombres niegan evitar llorar cuando tienen ganas (53%), muchos recurren a ir a un lugar donde se sienten tranquilos (24%), escuchar música (19%), hacer deporte (16%), quedar con amigos (12%) o jugar a algún videojuego (12%) para no llorar.

Por último, pero no menos importante, a la pregunta “ ¿cómo te sientes al ver a otro hombre llorar? ”, más del 76% respondió “ empatía ”, siendo “ compasión ” la segunda opción más votada. Esto nos sugiere que, en realidad, el llanto nos hace conectar con las heridas de los demás y nos ayuda a entender mejor las experiencias de tristeza de los demás.

Hacia un futuro más libre


Mirando hacia el futuro, tenemos la responsabilidad como sociedad de fomentar que la expresión de la tristeza de los hombres sea tan aceptada como la de las mujeres . Desmontar estereotipos dañinos y promover una comprensión más profunda de la salud mental masculina nos llevará a entornos más empáticos.

Con educación, diálogo y la promoción de modelos a seguir que expresen una gama completa de emociones conseguiremos acercarnos a este futuro que proponemos. Por eso, alentamos a los hombres a reconocer, aceptar y expresar sus emociones, incluyendo la tristeza, con la finalidad de alcanzar un bienestar óptimo y una sociedad más empática.

Y tú, ¿te animas a comenzar tu viaje hacia una vida más plena? 

Andrés Suro

(Sexual Coach at MYHIXEL)

Psicólogo especializado en el área social y experto en sexología aplicada a la educación.